SOBRE LA TERAPIA HIGIENISTA

LA TERAPIA HIGIENISTA COMO MEDIO PARA RESTAURAR LA SALUD:

  • Una higiene real es una síntesis de todos los factores normales de vitalidad y no simplemente un régimen alimenticio. Tanto como la alimentación, deben tenerse en cuenta el agua pura, el aire puro, el sol, la limpieza, los ejercicios cotidianos, el reposo y el sueño en tiempo oportuno y el equilibrio emotivo. Es el conjunto del modo de vida lo que determina el estado de salud o de enfermedad.
  • La primera causa del decaimiento de la salud es la enervación, y ésta tiene miles de causas. La enervación, que frena el catabolismo y la eliminación de toxinas, y abre la vía a la toxemia general, es el factor causante, fundamental, de las enfermedades humanas. Demasiados son los profesionales inducidos a error por los bioquímicos (fármacos) que reducen al hombre a una ecuación química. Para ellos el ser humano ya no es un organismo viviente que se mueve, que siente y que piensa, sino una probeta en la que se vierten, siguiendo ciertas fórmulas, productos químicos en forma de alimentos, y reactivos en forma de vitaminas, provocando determinadas “reacciones” que nunca han sido ni serán saludables para nuestro organismo.
  • Para facilitar la eliminación de toxinas, EL AYUNO, que constituye un reposo fisiológico, es un medio más seguro que cualquiera de los regímenes recomendados por los vendedores de milagros. Los rayos solares y el contacto con la naturaleza son mucho más útiles que un camión de píldoras vitaminadas.
  • De lo que tenemos necesidad actualmente, es de hombres y mujeres inteligentes que, habiendo comprendido la higiene vital, ayuden a dar a conocer los principios y la práctica, y no permitan verlos dirigidos hacia caminos equivocados que no llevan a ninguna parte, o hacia prácticas nocivas de las que es difícil salir.

APLICANDO LOS PRINCIPIOS DE LA HIGIENE VITAL, ¿qué puedes conseguir?:

  • Te sentirás más a gusto, dinámico, lleno de energía y confiado en el futuro.
  • Después de un esfuerzo, te recuperarás con facilidad. Dormirás bien, todas las funciones de tu organismo se desarrollarán correctamente y tus músculos responderán mejor.
  • Gozarás de una mayor lucidez mental y espiritual, y serás capaz de trabajar sin tensiones y de manera más eficaz, tanto físico como intelectualmente. Tu memoria mejorará y tu imaginación se volverá más creadora.
  • Te sentirás más joven y más tranquilo, sin tantos nervios.
  • Aprenderás que la salud y la enfermedad no son cosa del azar o de agresiones externas, sino simplemente el resultado de nuestro modo de vida. La salud puede mantenerse y recuperarse mediante sencillas medidas al alcance de cualquier persona con buena voluntad y motivación.
  • Disminuirán muy de prisa tus gastos de enfermedad, llegando a ser inexistentes. Se ahorran hospitales, clínicas, consultas, medicamentos, suplementos inútiles, etc. Ya no conocerás ni trastornos, ni sufrimientos, ni tiempo perdido por estar en cama.
  • El tiempo, la energía y los recursos así ahorrados, pueden dedicarse a tareas positivas para tu propio provecho o para el de tus allegados (y el de la sociedad entera), permitiéndote evolucionar, estudiar y luego enseñar, es decir, propagar SALUD Y FELICIDAD.

Si tienes problemas de salud y necesitas asesoramiento no dudes en contactarme a través de mensaje privado. La terapia higienista es una terapia basada en dejar nuestro cuerpo totalmente libre de tóxicos (esto es, fármacos y alimentos nocivos) a la vez que le damos el alimento adecuado para que la energía que habita y fluye en nosotros pueda hacer el proceso de autosanación.

VEHYS.